#LoUltimo Experiencias No puede faltar en tu bar

Lillet Blanc, el aperitivo francés que llegó a Chile

Lillet Blanc

Fresco, de sabor suave y afrutado, Lillet Blanc es un tradicional aperitivo francés que acaba de llegar a Chile. Elaborado con una sutil mezcla de vinos y licores, será la nueva joyita que se tomará las terrazas esta temporada.

Tras la invasión de aperitivos italianos como Aperol y Ramazzotti, ahora es el turno de los franceses. Todo un ícono de la región de Burdeos, Lillet nace en 1872 cuando Raymond y Paul Lillet fundan la Casa Lillet  en Podensac. Desde entonces la receta se ha mantenido fiel a su origen, siguiendo un proceso que ha ido evolucionando con los años, en línea a las innovaciones enológicas.

Elaborado con una mezcla de tres vinos blancos, Sauvignon Blanc, Semillón, y Muscadelle – los cuales en el mismo orden aportan frescura, estructura y elegancia -, Lillet Blanc está infusionado con cascaras de naranja dulce de España y naranjas amargas de Haití, además de otras frutas maceradas en alcohol neutro. Antes de iniciar su etapa de envejecimiento en barricas de roble francés – donde reposa hasta por un máximo de 12 meses -, se le añade una dosis de quinina de Perú – alcaloide que se extrae de la corteza del árbol de la quina – , mismo ingrediente que le otorga toda la magia a la popular agua tónica.

El producto final, una vez embotellado, es una combinación de añadas jóvenes, frescas y afrutadas de Lillet, con suaves y mayores cosechas más concentrados, logrando así el balance perfecto para un aperitivo que juega entre flores de azahar, cítricos, menta fresca y vainilla. Fresco y muy equilibrado, se puede beber solo bien frio – a las rocas y con una rodaja de naranja –, o en elegantes cócteles como el Vesper Martini, el mismo que ganó fama tras ser el aperitivo favorito de James Bond.

Lillet Blanc está a la venta en labarra.cl a un precio de referencia de $14.990

Bonus. ¿Un Vesper Martini?. Mezcla en una coctelera con hielo tres partes de gin, una parte de vodka y media parte de Lillet Blanc. Agita bien, muy bien – así lo pide James Bond – y sirve en una copa estilo Martini. Decora con una cáscara de limón.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: