#LoUltimo/Experiencias/Restaurantes

Piso Uno: el nuevo hit nikkei

En medio del polo gastronómico más importante de Providencia, ahí donde confluyen restaurantes como el Rivoli y el Baco, abrió Piso Uno, lugar cuya cocina nikkei y coctelería de autor se imponen con fuerza en medio de amplios y estilosos espacios, a los que se suman dos onderas terrazas que ya gritan por el verano. Tras los fuegos está José Ozaki, un grande de la cocina fusión, conocido entre otros proyectos por Republica Nikkei – un local de paso, al estilo de los izakayas japoneses – y el restaurant que por años llevó su apellido en calle Santa Beatriz. No hay que adivinar entonces que aquí el concepto funciona muy bien, y lo hace con preparaciones que además de combinar técnica y sabor, juega con las fronteras del recetario peruano – japonés. Y es que Ozaki no es un cocinero clásico, siempre está innovando y aquí se le ve más cómodo que nunca.

Una selección de variados aperitivos da inicio a la carta, destacando las Gyosas de camarones ($ 8.100), suaves y de masa crujiente, con un relleno sabroso donde también aportan la cebolla compotada, el aceite de sésamo y el jengibre, junto a salsa a coral y toques de togarashi. En los crudos, no faltan los ceviches, y ahí está el Piso Uno ($ 10.800, en la foto anterior), trío compuesto por un atún fresquísimo, con aceite de sésamo, jengibre, leche de tigre y nori; pura sazón que se repite en un salmón trufado y coronado con crujientes hebras de masa philo. Completan el conjunto unos mariscos al fuego – pulpo, camarón y calamar – con camote frito.

Más frescura y una intensa elegancia hay en el Truffle Niku Tartar ($ 8.600, en la foto anterior), tártaro de filete cortado al cuchillo que llega con aceite y lascas de trufa, togarashi y salsa ponzu. ¿Makis? No faltan en Piso Uno y aquí Ozaki se atreve con versiones como el Vegan Maki ($ 7.800), roll compuesto de pepino, palta y espárragos grillados envuelto en sésamo. Ya en los platos calientes, cortes de atún a la parrilla bañados con chimichurri nikkei dan forma al Maguro Yaki ($ 10.500), el cual junto a un “canasto” de vegetales grillados da como resultado una preparación de muchos matices, elevados con la potencia del chimichurri.

Ya se anuncian cambios a la carta, al igual que en su coctelería, estrenando preparaciones como Espíritu del Elqui, una fresca y muy equilibrada combinación de pisco añejado, Drambuie, papaya, syrup de huesillo, juego de limón y naranja. Mientras todo pasa al ritmo del house, el funk o el chill out – ojo que de miércoles a sábado hay DJ por las noches -, lo mejor es sentarse en la barra y dejarse llevar por las sugerencias del bartender, o pedirle que improvise según el estilo de cóctel que más guste. ¿Dulce, amargo, cítrico, especiado o ahumado? La gracia es sorprenderse. Si, lo bueno también pasa en su imponente barra.

Piso Uno.
Santa Magdalena 116, local 105, Providencia.
Teléfono +562 28401800
Más información en su fanpage.

Fotografías: @ Sabine Greppo sabinegreppo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s