#LoUltimo Experiencias Lugares que hay que probar

Nuevos aires en ConserBar

La nueva y bella barra de ConserBar. Foto: © WhereLunch

Tras dos años desde su apertura, hay nuevos aires en ConserBar. Una gran barra, completamente renovada, además del rediseño de sus salones, son ahora el escenario de una interesante propuesta de coctelería que eleva a este bar como uno de los mejores lugares para beber en Barrio Italia.

ConserBar luce desde hace algunas semanas un nuevo estilo. Aires industriales, mucho ladrillo a la vista y aplicaciones en madera le otorgan un aspecto sobrio y a la vez cálido a sus espacios. Un cambio de piel que es coherente a su nueva propuesta de coctelería, la cual fue diseñada por Nina Giaconi, talentosa bartender conocida por dejar huella en afamadas barras capitalinas como Piso Uno y Gracielo

ConserBar
Nina Giaconi haciendo lo suyo en la barra. Foto: © Andrés Medina

Inspirada en sabores chilenos y elaborada con productos locales, la carta de coctelería de autor que Giaconi define como “simple, fácil de entender y con ingredientes hechos en el mismo bar” cuenta con preparaciones como Brisa del Valle ($ 5.800), mezcla de pisco, vino Chardonnay, jugo de pepino, jengibre y limón sutil. Fresquito, sabroso y muy fácil de beber, tiene una textura sedosa que lo vuelve elegante y funciona perfecto como aperitivo.

En la misma línea de frescura le sigue Desierto Florido ($ 5.800), cóctel que combina vodka, shrub de arándanos, jugo de pomelo y ginger beer. Servido en vaso largo y decorado con microgreens de betarraga – “queremos hacer una coctelería sustentable, de ahí que el garnisch sea comestible” nos cuenta Giaconi -, tiene una rica complejidad que es rematada con el amargor del pomelo.

ConserBar
La elegancia y frescura de «Brisa del Valle». Foto: © Andrés Medina

Más matices encontramos en Botánico Valdiviano ($ 5.800), preparado con Gin Bestial – parte de la camada de los gin chilenos que hay que probar y donde destacan sus notas cítricas y mentoladas -, yerba mate, cordial de naranja y hierbas, limón y bitter Angostura. Más allá de la incorporación del gin, el nombre de este cóctel cobra mucho sentido por las notas botánicas aportadas por el cordial que hacen match con lo cítrico, balance que se complementa al final por el retrogusto de la yerba mate.

Si el anterior es un cóctel de temporada, Miscanti ($ 5.800) lo es para todo el año gracias a su perfil cálido aportado por las notas del bourbon – caramelo y algo de especias dulces -, a lo que se suma aguamiel, jugo de naranja, hojas de menta y un top de ginger ale para darle algo de frescura.  

ConserBar
«Lawen», el notable cóctel sin alcohol. Foto: © Andrés Medina

¿Algo sin alcohol? Manteniendo el mismo equilibrio de toda su coctelería, Lawen ($ 4.200) es un mocktail que sorprende por su sabor y frescura. Menta, yerba mate, aguamiel, jugo de naranja y tónica hacen la fórmula para un notable cóctel sin alcohol, que, al igual que otras preparaciones, lo sirven – y esto es para aplaudir – con bombilla compostable.

ConserBar
Av Condell 1189, Providencia.
@conserbar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: