#CulturaVinosa/#LoUltimo

País: la cepa domesticada

pais_

TEXTO: Asociación Vidseca.

A propósito de la segunda edición de la Fiesta del Vino País, no hay mejor forma de entender lo que esta cepa significa en la cultura vitivinícola chilena, que esta crónica contada por los responsables de que ahora esté en su mejor momento: los Vitivinicultores del Secano de Cauquenes.

Cauquenes constituyó un vasto territorio geográfico cuyas fronteras se arrastraban desde el Purapel por el norte hasta el rio Itata por el sur, una región rica en producir trigo y sobretodo vinos. Las décadas posteriores y producto de rediseños geopolíticos fueron jibarizando esta región hasta culminar en las actuales fronteras. Muchas décadas han pasado pero el productor campesino, unidad básica de estas tierras, con una capacidad de resiliencia enorme, supo ensamblar ancestrales técnicas de aprendizajes, métodos y prácticas tradicionales de vitivinicultura sin la intervención de tecnologías ni productos químicos que alteren su identidad.

La provincia de Cauquenes está en el mapa vitivinícola de Chile desde hace varios siglos, con épocas de gloria y otras de decadencia, pero actualmente están en curso iniciativas que buscan revalorizar su historia y vocación en torno al vino, colocar nuevamente en el escenario nacional a sus vinos artesanales producidos con métodos tradicionales de antaño en base a uva País, de parras más que centenarias que inundan los campos en todas las latitudes de este territorio que cuenta con suelos, climas y microvalles muy singulares.

La tradición vitivinícola de Cauquenes sigue viva, pues los cientos de agricultores que siguen cultivando sus viejas parras y vinificando sus frutos no han desaparecido, aunque corren serio riesgo de no perdurar en el tiempo. En la actualidad estos viñateros representan el primer eslabón para comprender la elaboración de vinos con sentido de identidad y sello territorial siendo su paradigma la elaboración de vinos sin intervenciones tanto en el ciclo de la vid como en su elaboración en bodega

Por eso gana mucha relevancia la iniciativa que está llevando a cabo un grupo de personas oriundas de Cauquenes y/o avecindadas en la zona, con la creación el año pasado de la Mesa del Vino junto a las autoridades provinciales y regionales, y la instalación de la Asociación Gremial Vidseca, a través de la cual ahora se trabaja en la concreción de nuevos desafíos que tiene como objeto revalorizar la vitivinicultura en el terruño de Cauquenes.

Sus principales objetivos son trabajar para que Cauquenes sea visualizado como terruño vitivinícola, como zona productora de gran tradición, así como revitalizar la producción de vinos para que siga esta tradición, y asesorar a los productores para que sus vinos sean cada vez de mejor calidad sin perder sus características, y así se pueda llegar a los mercados y consumidor final, señaló el enólogo Felipe Zúñiga, presidente de Vidseca, residente de Cauquenes hace más de 15 años.

Esta asociación Vidseca (Vitivinicultores del Secano de Cauquenes) lleva justo un año de funcionamiento y ya suma una treintena de adherentes, número que debe aumentar gradualmente. En el desarrollo a corto plazo de la entidad, Zúñiga informa que ahora trabajan en la instalación de un laboratorio de análisis enológico en la zona, la instalación de un centro de proceso productivo que sirva a todos los asociados, y la implementacion de la Ruta Enoturística Patrimonial de Cauquenes.

Cauqueninos de origen o adopción, han sido los impulsores de estas iniciativas que buscan revalorizar una larga tradición vitivinícola que corre peligro de desaparecer, y que solo buscan mantener en el tiempo una cultura local, su historia, sus personas, valores y formas de vida de un territorio que ha tenido destacados momentos en la historia y formación del país.

Vinos naturales, auténticos, libres, artesanos, salvajes, rústicos o acampados, vinos tal cual, son algunos de los adjetivos para definir una filosofía antigua que debe ser nuevamente puesta en relieve y que precisamente los días 28 y 29 de octubre, en la plaza pública de Cauquenes serán exhibidos y sometidos al veredicto ciudadano en la 2 ° versión de la “Fiesta del Vino País” el evento nacional más importante que propone y ofrece vinos de cepaje país.

La segunda jornada contempla una fiesta familiar con concursos, muestras gastronómicas, mini-museo, regalos para los asistentes, charlas especializadas, degustación de vinos y catas a ciegas, oficios tradicionales relativos a la viticultura, grupos folclóricos, son parte de las actividades que contempla el evento.

Dar a conocer los vinos patrimoniales de un terruño esencial y primordial como es Cauquenes, contribuye a la configuración de una “nueva escena del vino chileno”.

2 pensamientos en “País: la cepa domesticada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s