#LoUltimo/Experiencias/Restaurantes

Larga vida a La Divina Comida

salon_divina_comida_2

Cuando el barrio Bellavista aún no se convertía en el polo gastronómico que es hoy, la familia Sacco – los mismos dueños del Divertimento Chileno – apostaron por instalar ahí su primer restaurante. Le llamaron La Divina Comida, y durante sus 10 años de funcionamiento – cerró en 1996 –, fue uno de los precursores de la cocina italiana en Santiago. Ahora y después de 20 años, La Divina Comida vuelve con una nueva ubicación pero con mucho del espíritu original, en una antigua casona de los años ’50 en Lo Barnechea. Lúdicos cuadros de Francisco Santa María – el mismo artista cuyas obras decoraron el anterior local -, cuelgan en las paredes de este lugar que trae de regreso varias de las preparaciones que le dieron fama en su primera vida, como los Tortellini in bodro ($ 6.900), rellenos con un mezcla de carne, prosciutto y queso grana padano, servidos en rico caldo de carne que los mantiene aún firmes y que hace del conjunto algo elegante y simple, ideal para cucharear entre dos.

pappardelle_

Otra muy buena alternativa para partir es el Antipasto della casa ($ 7.200), una selección de bocados que varía según la disponibilidad de los productos, y en donde se pueden encontrar por ejemplo berenjenas apanadas, pejerreyes escabechados, carpaccio de zapallo italiano y un imperdible paté – a base de hígado de pollo, anchoas, alcaparras y ciboulette – junto a crostinis toscanos. A la hora de elegir la pasta – todas elaboradas con harina italiana -, la tarea es difícil cuando las nueve opciones disponibles suenan de maravilla. Ahí están los Tagliolini al limone con gamberi ($ 8.900), pasta larga que llega al dente, suavemente perfumada con una salsa de limón y perejil, junto a camarones salteados al vino blanco; o los notables Pappardelle al ragú di agnello ($ 8.700, en la foto anterior), con salsa de cordero, queso pecorino y toques de menta y limón. Preparaciones que son un elogio de la simpleza y el sabor, lo que también ocurre con los juguetones Tortellini alla panna ($ 8.700), que vienen con el mismo relleno de los Tortellini in bodro pero bañados en salsa de crema y whisky.

pannacotta_

En la carta no faltan los pescados y carnes, y es ahí cuando aparecen platos como el Pesce del giorno ($ 8.900), el pescado del día preparado a la mantequilla y acompañado de espinacas a la crema y champiñones al limón; o el clásico Saltimbocca alla romana ($ 8.900), tersas y suaves láminas de carne con prosciutto y salvia, junto a hojas de espinacas salteadas y tomates a la provenzal. Un plato fresco y cálido a la vez, donde la salvia aporta el contrapunto de sabor perfecto. A la hora dolce, tres postres muy diferentes entre sí, pero que no hay que dejar de probar: Zucca al caramello ($ 3.200), increíbles cubos de zapallo camote, firmes por fuera y blandos por dentro, que llegan bañados en una mezcla de almíbar y crema; Panna cotta ai frutti di bosco ($ 3.200, en la foto anterior), suave y con el aporte cítrico de berries y kiwis; y Don Pietro ($ 3.400), una combinación de helado de vainilla y chocolate, junto a nueces y el toque de malicia – whisky – preciso para limpiar la boca. Estupendo final para un lugar que volvió para quedarse. Larga vida a la divina comida.

La Divina Comida.
Los Patos 13.375, Lo Barnechea.
Teléfono 232211823.
Más información en ladivinacomida.cl

Fotografías: Sabine Greppo @ sabinegreppo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s