#LoUltimo/Experiencias/Restaurantes

La fórmula Ciento Once

Una vieja casona remodelada en calle Loreto – a pasos de Sarita Colonia -, con vigas a la vista y una pequeña pero colorida barra, alberga desde hace 5 meses a Ciento Once, un restaurant comandado por Patricio Lehuedé, chef que tras años en la Puerto Natales, llegó a formar parte de esta propuesta de cocina mediterránea que, como adivinarán, tiene también entre sus influencias los sabores magallánicos. El guanaco, una carne que no es fácil de encontrar en Santiago – otro de sus lugares es el restaurant Punto Ocho del Hotel Cumbres Lastarria – se muestra en uno de sus entrantes, con un fresco tártaro sazonado con cebolla y semillas de mostaza. La carne, cortada a cuchillo, se siente firme y sabrosa, y viene coronada con yema de huevo curada en sal de mar ($ 6.500). Subiendo en intensidad, el Falafel crocante con salsa de yogurt ($ 5.000), llega aliñado con diversas especias junto a una textura cremosa por dentro y muy crunchie por fuera. Como contrapunto, acompaña una base de tomates y pepinos finamente picados, la que junto a la salsa de yogurt refresca a estas típicas croquetas de Medio Oriente.

En los fondos (todos a $ 9.000, en la foto que sigue), destaca el Fideuá de pulpo y mariscos, preparación en que los fideos fritos vienen servidos con un pulpo a buen punto, blandito y acompañado de ostiones magallánicos, almejitas y algunas verduras. Otro plato imperdible es el Pescado y las algas, en esta ocasión una rica albacora en cocción mixta, primero grillada para el sellado y luego al horno para liberar sus jugos. El resultado es un pescado sabroso, cálido y a buen punto, acompañado de distintas algas – entre ellas cochayuyo – y una salsa a base mantequilla, vino blanco y hierbas, junto a papas salteadas en oliva, este último, como uno de los acompañamientos a elección. Hay una armonía en el conjunto, la que viene muy bien con una copa de PX # 1 Pedro Ximénez ($ 15.000 la botella), uno de los vinos que están presente en su carta junto a otras etiquetas de pequeños productores como el nuevo Petit Verdot de Schwaderer ($ 16.000 la botella) y Bisogno El Perla ($ 12.000 la botella).

Su carta de cócteles es otro de los motivos para visitar este lugar, y es que en su barra manda Bárbara Castellón, una ex cocinera dedicada a las pizzas que hace poco más de un año dio un giro en su carrera – con un breve paso por las barras del Room 09 y Piso Uno – , inspirada por el desafío de crear brebajes que mezclen destilados con verduras y botánicos. Así, podemos encontrar preparaciones como el 315 ($ 4.000), una fresca y muy equilibrada mezcla de pisco, vermouth bianco, pepino, maracuyá y almibar simple, o el Ciento Once ($ 4.500), el cual combina vodka, vermouth dry, apio, pomelo y bitter de murtilla. Un apartado especial con Jack Daniel’s, incluye interesantes creaciones como el Fire & Honey ($ 5.500), mezcla de Jack Fire, Jack 7, pomelo, jengibre y pimienta, resultando un cóctel intenso donde el jengibre aporta frescura y la pimienta realza las notas especiadas del whiskey.

Ciento Once.
Loreto 111, Recoleta.
@ciento_once_restaurant

Fotografías: 1 y 2. WhereLunch.com / 3. Ciento Once

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s