Experiencias/Restaurantes

La fórmula Rubaiyat

carpaccio_setas_

Lo primero que hay que saber de Rubaiyat es que cuenta con uno de los mejores servicios de Santiago. Apenas uno se sienta a la mesa, todo fluye: la sugerencia del agua; el appetizer cortesía de la casa; la temperatura de servicio, que aquí controlan de maravilla, algo crucial a la hora de disfrutar del vino – y por ende de un buen maridaje -; el dominio de la carta y la rapidez para responder las consultas; en fin, motivos de sobra para una experiencia redonda. La otra parte de la fórmula, la comida, cuya nueva carta se estrenó hace un par de semanas, se luce de igual manera con una propuesta de platos que combina los clásicos de la casa junto a preparaciones de temporada, muchas de ellas disponibles en los restaurantes que la marca posee en otras ciudades como Sao Pablo, Rio de Janeiro, Buenos Aires, Ciudad de México y Madrid.

locos__

Para comenzar, y sobre todo entender de que en este lugar no solo saben preparar buenas carnes, hay excelentes opciones para compartir, como es el caso del Carpaccio de ostiones con aceite cítrico y mostaza antigua ($ 10.500), un plato fresco y equilibrado, donde las notas cítricas juega bien con el sabor penetrante de la mostaza; o el Ceviche de palta con caviar de salmón sobre emulsión de caldo de locos y cilantro ($ 8.900, en la foto que sigue), una preparación osada pero de rica elegancia. Si lo anterior ya resulta estimulante, hay que ver lo que trae el Carpaccio de setas portobello con piñones y aceite de trufas ($ 9.900, foto en portada), un plato cuyos sabores te llevan directamente de la tierra al cielo y que marida muy bien con un Pinot Noir. Todo un hit para esta temporada.

ceviche_palta_

Sabores marinos siguen apareciendo en la carta, y ahí destaca el Pulpo al horno con papa aplastada, tapenade de aceitunas y rúcula ($ 14.900), blandito y muy sabroso, algo que se repite en el Caixote de mariscos con risotto al azafrán ($ 20.900), donde el pulpo comparte tribuna con langostinos, ostiones, locos y pescado blanco – en este caso un congrio -, un conjunto de sabores intensos y en donde el risotto llega con el punto de cocción preciso. ¿Y qué pasa con las carnes? Maestros en el arte de la parrilla, en Rubaiyat se puede disfrutar de los mismos cortes premium que hay en su restaurante hermano Cabaña Las Lilas de Buenos Aires, incluyendo el famoso Bife de Chorizo de 380 grs ($ 17.900) y la Entraña de 350 grs ($ 19.500). El Wagyu es otro que abunda en sus mesas y aquí la recomendación – sobre todo si se va en grupo o en pareja – es pedir la Degustación de wagyu ($ 47.500), la que trae bife de chorizo, picaña y ojo de bife, cortes en todo su esplendor y que se acompañan de papas sufladas y tomates asados.

carnes_

Para el final dulce, hay una variada oferta de postres y helados artesanales, siendo una obligación pedir el Quindim ($ 5.900), típica preparación brasileña a base de yema de huevo, crema de chantilly de cachaça y coco tostado, fresco y de elegante sabor. Muy diferente, resulta la Torta Nemesis ($ 6.500), un bizcocho de chocolate bitter que se acompaña de helado de frutos rojos, y cuya rica textura se parece más a un húmedo brownie.

Rubaiyat.
Av. Nueva Costanera 4031, Vitacura.
Teléfono +56 2 2617 9800.
Más información aquí.

3 pensamientos en “La fórmula Rubaiyat

  1. Pingback: Taylor´s llega a Chile |

  2. Pingback: Los imperdibles de otoño en Rubaiyat |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s