Experiencias Lugares que hay que probar

La apuesta de Cheese & Wine

portada_cheese_wine_

La fórmula queso y vino no es algo nuevo en los restaurantes chilenos, pero que ello se transforme en la base de una propuesta es un riesgo que hay que aplaudir. Si a lo anterior, le agregamos crujientes baguettes o todo tipo de panes artesanales – completando lo que podríamos llamar como una «santa trinidad» -, es una apuesta que bien vale la pena probar. Hablamos del origen de Cheese & Wine, el nuevo bar restaurant que hace poco más de 4 meses abrieron los mismos dueños de la tienda El Mundo del Queso, y que es comandado por uno de sus socios, el chef francés Stephane Bonnet. En este lugar, más de 150 etiquetas de vinos – entre ellas varias francesas -, conviven con una excelente carta de quesos importados dando espacio también a algunos platos de pastas, carnes y hamburguesas, todos de inspiración francesa.

Las tablas de quesos son parte de la hoja de ruta obligada en este lugar, con porciones de 2 a 4 personas y precios que van desde los $ 7.900 a los $ 18.500. Es así como se puede elegir entre distintas opciones, según la complejidad de sus quesos, todas acompañadas de panes artesanales – que traen de La Chocolatine -, frutos secos, mostaza y mermelada. La tabla Clásica ($ 7.900) – que en la carta aparece simplemente como «5 fromages» -, viene con una selección de quesos europeos y chilenos, en su mayoría semi maduros y con un abanico de variedades que ya es difícil de encontrar en otro lugar de Santiago. Otra opción es la «Prestige» ($ 8.900), una increíble selección de quesos cremosos de distintos orígenes entre los que viene el Délice de Bourgogne, con una corteza parecida a la del Brie y que es tan cremoso como la mantequilla; o el Maroille, que huele a tocino y tiene un intenso sabor ahumado que marida muy bien con cervezas negras. Para los que buscan aún mayor complejidad, no pueden dejar de probar la «Xavier David» ($ 9.900) – la selección de uno de los más grandes maestros queseros del mundo -, especialmente por su premiado Camembert, o por el intenso y fuerte Epoisses – no apto para olfatos «sensibles» – de color ladrillo y un sabor rústico que podría armonizar muy bien con un Cognac o un Armagnac.

Más opciones para compartir hay en sus terrinas y charcutería, como la tabla de Charcutería Francesa ($ 9.900), que viene con una rica y variada selección de embutidos y jamones. Respecto a las hamburguesas, destacan preparaciones como la Hamburguesa casera de Confit de Pato a la plancha ($ 9.500), y en las pastas, imperdible es el Fettuccine con terrina de foie grass ($ 7.900), que trae además cebolla caramelizada, ciboulette y un toque de cognac, un plato exquisito y de sabores intensos. Para el momento dulce y sobre todo si se optó antes por quesos cremosos, la mejor opción es el Smoothy de sorbete de limón, jengibre y champagne ($ 3.900), una refrescante dosis cítrica que funciona muy bien como limpia boca. Perfecto final para una apuesta que es bienvenida y de la cual hay más por descubrir.

Cheese & Wine.
Av Providencia 1421 (esq. General del Canto), Providencia.
Teléfono 2235 4187.
Más información aquí.

Fotografía: Cyril Pérez

2 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: