#LoUltimo Experiencias Lugares que hay que probar

Los 20 años de Ichiban

Ichiban Restaurante

Nada menos que dos décadas cumple el emblemático restaurante asiático, tiempo que ha sabido adaptase a los tiempos sin perder su calidad.  

Corría 2003 y en Santiago el sushi tomaba fuerza. La mezcla de queso crema, palta y salmón era una de las recetas que comenzaba a replicarse por toda la capital, una preparación que poco y nada tenía (ni tiene) que ver con la cocina japonesa.  

Eran los primeros tiempos de una invasión de estilo nipón que se adaptaba con fuerza al paladar local. Y en medio de ese panorama de cocina japonesa de espíritu masivo, abría con bombos y platillos Ichiban, un restaurante que prometía rescatar el sabor tradicional de la cocina japonesa.  

Ichiban Restaurante
Minsu Bang en la entrada de Ichiban. Foto: © Constanza Larrondo 800.cl

Su dueño, Minsu Bang, ha sido la fuerza motora de este lugar durante estas dos décadas, un chef de origen coreano que ha sido fiel a su propuesta inicial y que durante este tiempo ha sabido adaptarse a los avatares de la gastronomía capitalina.  

Hoy, a 20 años de su apertura, el Ichiban es uno de los espacios reconocidos dentro de la cocina oriental del barrio alto, con una carta que explora sin complejos platos tradicionales y otros más modernos.  

Partimos la visita con un clásico, el Usuzukuri Fat Salmon, delicados pétalos de ventresca de salmón grillada servida con un toque de aceite de sésamo y una nota de cebollín. Un plato que primero deja sentir una suave nota ahumada para luego dejarse llevar por el suave dulzor de la panza de este pescado.  

Ichiban Restaurante
Usuzukuri Fat Salmon. Foto: © Darío Córdova

Más modernos son los Ebi Pop Corn, crocantes trozos de camarón apanado servidos con una sabrosísima salsa de jengibre y abundante ajo. Una especiada y adictiva receta que pide a gritos la compañía de una cerveza.  

Ichiban Restaurante
Ebi Pop Corn. Foto: © Darío Córdova

La tradición vuelve a aparecer con el Chanko Nabe, la comida que los luchadores de sumo utilizan para ganar el peso necesario para practicar este deporte. Fideos Udon, un enjundioso caldo en base a soya, huevo pochado, camarones al vapor, hongos shitake, rollitos de repollo con espinaca y zanahoria. Inari (bocadillo de tofu frito) relleno con surimi de pescado, trozos de filete de vacuno y Tsukune (albóndigas de pollo) son parte de esta contundente receta.  

Ichiban Restaurante
Chanco Nabe. Foto: © Darío Córdova

Hay platos que nunca se pueden desmarcar de su raíz casera, y eso pasa con el Galbi Chim, popular receta coreana a base de costillas de vacuno estofadas en una salsa salada y ligeramente dulce. Una preparación que quita el aliento, con una carne que se deshace de sólo verla, donde la salsa ayuda a resaltar su intenso y particular sabor, uno que queda en el paladar mucho después de probarlo.  

De postre nuevamente volvimos a lo contemporáneo con una Banana Tempura, plátano en punto justo con una crocante capa frita, acompañado de un cremoso helado que sirve con contrapunto de temperatura y textura.  

Ichiban Restaurante
Banana Tempura. Foto: © Constanza Larrondo 800.cl

Sus veinte años a Ichiban lo pillan en buena forma, con una cocina bien ejecutada, sabrosa y que combina de buena forma platos que van por el lado más tradicional con otros de espíritu más moderno, pero siempre con la impronta de la calidad y el cuidado en las recetas.

Ichiban
Av. Padre Hurtado Nte 1521, Vitacura.
@ichibansantiago

También te podría interesar: Restaurant Japón: una experiencia vibrante

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: