#LoUltimo/Experiencias/Vinos

5 Sauvignon Blanc de Casablanca que hay que probar

top_5_sb_

El Paseo Yugoslavo del cerro Alegre de Valparaíso fue el escenario de la última versión del Sauvignon Blanc by the Sea. Desde ahí y con una hermosa vista al Océano Pacífico, elegimos nuestro TOP 5 de las cosechas 2014 de los Sauvignon Blanc del Valle de Casablanca.

[N°5] Matetic EQ 2014. Con un interesante cambio de imagen y estilo nos sorprende este conocido vino. Olvídense de la nota a palmito, de lo suave y fácil que solía ser EQ. Ahora en cambio, tendrán un expresivo, fresco y chispeante sauvignon blanc, con aromas herbales, algo de ají verde y pasto recién cortado. Con una rica acidez y un tanto salino. Un muy buen cambio como para dejarlo pasar y no probarlo.

[N°4] Catrala Limited Edition 2014. Con casi un mes de diferencia de sus vecinos, fueron esperadas para su cosecha las uvas manejadas de forma biodinámica de este sauvignon blanc. El resultado es un vino bastante gastronómico, con gran volumen y estructura, que sin dejar de ser fresco, trae una rica y persistente acidez. Jugoso y tropical, es de aquellos que son bienvenidos tanto a la hora de abrir como de cerrar la terraza.

[N°3] Veramonte Ritual 2014. Un clásico representante de Casablanca que sorprenderá a más de algún paladar con su encantadora presencia: amable, con aromas a incienso, piel de clementina, frutos tropicales y durazno blanco. Una muy buena acidez que refresca y levanta el volumen y cremosidad que son aportados por el paso por barrica que tiene una pequeña parte de este vino.

[N°2] Lomas del Valle Cool Climate 2014. Aromas que recuerdan a la huerta con expresivas notas a tallos de cebollín, estragón y algo de hojas de tomate. Matices florales se mezclan con tonos cítricos oleosos, piel de lima. De fácil beber, muy fresco, gran acidez, salino y de buena persistencia. De seguro no se darán cuenta cuando estén bebiendo la segunda botella.

[N°1] Kingston Cariblanco 2014. De aromas sutiles, frescos, minerales y florales y con suaves notas a pólvora, algo de jazmín del caos y puerro. Aún así, su nariz parece austera si la comparamos con su intensa y persistente expresión en boca: jugoso, fresco y complejo. Muy consecuente con la nariz, se siente algo de té verde después de beber esta elegante muestra de un gran Sauvignon Blanc. A solo 10 días de haber sido embotellada con una mezquina producción de tan solo 5.500 botellas, este es sin duda un imperdible del Valle.

Fotografías: Marco Monsalve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s