Experiencias/Restaurantes

La Fabbrica: sabores de la vera Italia

laFabbrica_

Una pareja de europeos, junto a su equipo de cocina, tomaron sus maletas y decidieron viajar rumbo a Chile. Los estaba esperando Jerome Reynes, creador de Le Fournil y socio de Bocanariz, Uncle Fletch y el recién estrenado Castillo Forestal, quien los animó a formar parte de un nuevo proyecto gastronómico. ¿La idea? Salvar la Casa Maroto y transformarla en La Fabbrica, un restaurante italiano y Club de Jazz. Bajo el concepto de ser auténticos y manteniendo las recetas de antaño, decidieron trabajar exclusivamente con productos italianos y conservar los sabores simples y honestos, que siempre resultan mejores.

Al llegar, sorprende la imponente ambientación con lúdicos cuadros montados por Matilde Huidobro. Imágenes que se repiten en la Carta, donde elegimos para comenzar, el Vitello Tonnato ($7.500), un antipasto elaborado con finas lonjas de ternera fría, salsa de atún, alcaparras y lechuga, muy sabroso y fresco. ¿Pizza? En este lugar la masa es fermentada por 24 horas, lo que la torna un producto delgado, crocante y tierno por dentro. De ellas probamos la Sfiziosa ($8.900), que viene con camarones envueltos en guanciale italiano, mozzarella, rúcula y tomates cherry; junto a una Parmigiana ($7.300), que trae berenjenas, escamas de queso grana padano, salsa de tomate y mozzarella. Y claro, aquí las pastas también son una de las estrellas, como el Ravioli alla Piamontesa ($9.500) rellenos de espinaca y ricotta con salsa de tomate, jamón ahumado y champignones; el Linguine allo Scoglio ($8.800), con salsa de tomates, camarones flambeados y surtido de mariscos; y los Gnocchi alla ligure ($8.900), con queso gorgonzola, pesto de albahaca y crema. Platos sabrosos, livianos y frescos, preparados al pie de la letra por su talentoso Chef italiano Mauro Tondi, quien ha tenido una larga trayectoria en los fogones, trabajando incluso para restaurantes con estrellas Michelin.

Para finalizar, un postre que no puede faltar, el clásico y glorioso Tiramisu ($4.800). Elaborado con queso mascarpone, amaretto italiano y galleta remojadas en expreso, es una adicción para los amantes de los dulces, los que no se pueden ir sin probar también el Tortino al cioccolato con Gelato a la vainiglia, algo así como un volcán de chocolate, pero hecho a la perfección – sin la bolita de trufa en su interior – y con chocolate italiano. Un postre encantador y extremadamente delicioso.

Definitivamente, La Fabbrica está haciendo de las suyas al mas puro estilo de la vera Italia. Nos encantaron con su exquisita cocina, atención y el cuidado en los detalles. Así que atentos sibaritas, porque habrán muchas más sorpresas – como una Carta de Cócteles inspirada en las grandes estrellas del Jazz – para deleitarse no solo con verdadera gastronomía italiana, si no también, con excelente música.

La Fabbrica
Av. Ossa 123, Mall Plaza Egaña, La Reina
Fono 28306208

Un pensamiento en “La Fabbrica: sabores de la vera Italia

  1. Pingback: El renacimiento del Castillo Forestal | experiencias wherelunch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s